domingo, 29 de diciembre de 2013

Ágata Trilamp

Hace unos meses una amiga y antigua compañera de trabajo me hizo un encargo para una lámpara de techo. No tenía una idea preconcebida y tras ver el blog me dio carta blanca para los bocetos.
Después de unos cuantos, eligió este.



Sería una lámpara de tres puntos de luz, con la forma de unas setas que hubiesen sido arrancadas del suelo, saliendo las raíces por las laterales. Unas setas que serían casas de duendes y donde se debería ver uno de ellos.

En cuanto a los colores serían violeta oscuro y verde "nenuco".

Tras hacer los troncos de las setas, montar el aparato eléctrico y hacer el fondo semiesférico con espumas, este era el resultado.



En las primeras pruebas con las bombillas y las tulipas me di cuenta que la estabilidad que había logrado se iba al traste, porque al aumentar la altura, variaba el centro de gravedad y la lámpara se ponía de lado. Tras ponerle unos nuevos puntos de apoyo en el cable conseguí la estabilidad y este es el resultado.


Hasta llegar aquí pasaron mucho días y en este video se pueden ver las últimas semanas en un timelapse.


Y así es como queda colgada terminada y al final encendida.



Y estas son las fotos que me han mandado con la lámpara ya colgada en la habitación.


2 comentarios: